Sitio web dedicado a la espiritualidad cristiana, basado en obras publicadas por:

           Laureano J. Benítez                   Grande-Caballero  

(http://www.grandecaballero.com)

(http://www.laureanobenitez.com)

                   ÍNDICE DE LA PÁGINA

Oraciones a los santos

Novenas a los santos

 

Enlaces a más oraciones

1.- Oraciones a los santos

 

Oración para pedir la intercesión de San Pío de Pietrelcina

Oh, Dios, que concediste a San Pío de Pietrelcina el insigne privilegio de participar de modo admirable en la Pasión de Tu Hijo, concédeme, por su santa intercesión, la gracia de_________________, que ardientemente deseo; y otórgame, sobre todo, que yo me conforme a la muerte de Jesús, para alcanzar después la gloria de la Resurrección.

Gloria al Padre… (tres veces)

 

Madre Maravillas de Jesús

¡Cristo Jesús, que nos mandaste aprender de Tu Corazón humildad y mansedumbre! Te doy gracias por haber glorificado en la Iglesia a tu humilde sierva, Santa Maravillas de Jesús. De esta manera manifiestas, Señor, que le has dado en el cielo el premio debido a la fidelidad con que te sirvió en la tierra. Haz que el ejemplo de sus virtudes suscite en muchas almas el deseo de seguir el verdadero Camino, la Verdad y la Vida que eres sólo Tú. Dígnate concederme por su intercesión el favor que te pido. Así sea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 

Fray Leopoldo de Alpandeire

Bendito Fray Leopoldo te pido de corazón que me concedas (decir la petición mentalmente) y por eso yo te rezo a tí y al sagrado corazón, a las ánimas del cielo, a la Virgen y a  Dios nuestro Señor me concedan (repetir) que mi vida no se apague sin que os lo pueda agradecer con promesas o rezos, con limosnas o buenas obras por la Gloria de Nuestro Señor y de ti Fary Leopoldo, abogado del consuelo de los que en verdad tienen fé, de los que sufren desgracia y de los que creen en Dios. Amén.

Oh, Dios que dijiste: "El que se humilla será ensalzado", vuelve los ojos de tu misericordia a las virtudes que practicó tu fiel siervo Fray Leopoldo y haz que también nosotros vivamos humildes y puros en tu santo servicio. Dígnate glorificar a tu siervo en la tierra y concédenos por su intercesión la gracia que te pedimos, si es de tu divino agrado. Amén.

 

San Judas Tadeo

 
Apóstol gloriosísimo de Nuestro Señor Jesucristo, aclamado por los fieles con el dulce título de ABOGADO DE LOS CASOS DESESPERADOS, hazme sentir tu poderosa intercesión aliviando la gravísima necesidad en que me encuentro. Por el estrecho parentesco que te hace primo hermano de Nuestro Señor Jesucristo, por la privaciones y fatigas que por El sufriste, por el heroico martirio que aceptaste gustoso por su amor, por la promesa que el divino Salvador hizo a Santa Brígida de consolar a los fieles que acudiesen a tu poderosa intercesión, obtenme del Dios de las misericordias y de su Madre Santísima la gracia que con ilimitada confianza te pido a Ti, Padre mío bondadosímo, seguro que me la obtendrás siempre que convenga a la gloria de Dios y bien de mi alma. Así sea.

Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, ruega por nosotros. (Repetir 3 veces)

En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

***


  Glorioso Apóstol de Jesús, San Judas Tadeo, mi poderoso Protector y abogado, heme aquí postrado a tus pies para exponeros mis necesidades espirituales y temporales.
  Dignaos arrojar tu mirada de bondad sobre mi atribulado corazón y experimente mi alma los sentimientos de tu ternura y misericordia, y favorecido por las gracias que prodigáis a tus devotos en las horas de dolor, obtenga de tu piedad, ayuda y protección en la presente necesidad...
  Deposito toda mi confianza en tu poder.
  Consoladme y libradme de tantas penas como sufro.
  Haced que me resigne siempre a la voluntad de Dios; no me queje nunca de la tribulación y corresponda con más fidelidad al amor de mi dulcísimo Jesús.
Amén

 

Consagración personal a Dios por intercesión del Padre Pío

Padre de bondad y misericordia,
fuente inagotable de vida y felicidad,
te pido por intercesión del Padre Pío, me concedas ser semejante a él:
sencillo y humilde, libre y alegre.
Porque confío en tu amor y en tu gracia
hoy te ofrezco libremente cuanto soy y cuanto tengo:
Deposito mi pasado en tu misericordia,
encomiendo mi futuro a tu providencia
y me quedo tranquilo como un niño pequeño
en brazos de una madre cariñosa.
Te entrego mi memoria, mi inteligencia y mi voluntad.
Te consagro mis fuerzas y mis límites:
Tómame como soy y haz de mí,
como hiciste de Pío de Pietrelcina,
un buen cristiano
que te alabe sirviendo a mis hermanos.
Amén.
 

Oración de Santa Gema Galgani

Aquí me tenéis postrada a tus pies santísimos, mi querido Jesús, para manifestaros en cada instante mi reconocimiento y gratitud por tantos y tan continuos favores como me habéis otorgado y que todavía queréis concederme. Cuantas veces os he invocado, ¡oh Jesús! me habéis dejado siempre satisfecha; he recurrido a menudo a Vos, y siempre me habéis consolado. ¿Cómo podré expresaros mis sentimientos, amado Jesús? Os doy gracias…; pero otra gracia quiero de Vos, ¡oh Dios mío!, si es de tu agrado… (aquí se manifiesta la gracia que se desea conseguir). Si no fuerais todopoderoso no os haría esta súplica. ¡Oh Jesús!, tened piedad de mí. Hágase en todo tu santísima voluntad.

Rezar Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 

Oración a San José María Escrivá de Balaguer

Oh Dios, que por mediación de la Santísima Virgen otorgaste a San Josemaría, sacerdote, gracias innumerables, escogiéndole como instrumento fidelísimo para fundar el Opus Dei, camino de santificación en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano: haz que yo sepa también convertir todos los momentos y circunstancias de mi vida en ocasión de amarte, y de servir con alegría y con sencillez a la Iglesia, al Romano Pontífice y a las almas, iluminando los caminos de la tierra con la luminaria de la fe y del amor.

Concédeme por la intercesión de San Josemaría el favor que te pido... (pídase). Así sea.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.

 

Oración a San Juan Bosco

Oh Don Bosco Santo, cuando estabais en esta tierra no había nadie que acudiendo a Vos, no fuera, por Vos mismo, benignamente recibido, consolado y ayudado. Ahora en el cielo, donde la caridad se perfecciona ¡cuánto debe arder tu gran corazón en amor hacia los necesitados! Ved, pues, mis presentes necesidades y ayudadme obteniéndome del Señor (pídase la gracia).

También Vos habéis experimentado durante la vida las privaciones, las enfermedades, las contradicciones, la incertidumbre del porvenir, las ingratitudes, las afrentas, las calumnias, las persecuciones y sabéis qué cosa es sufrir.

Ea, pues, oh Don Bosco Santo, volved hacia mí tu bondadosa mirada y obtenedme del Señor cuánto pido, si es ventajoso para mí alma; o si no, obtenedme alguna otra gracia que me sea aún más útil, y una conformidad filial a la divina voluntad en todas las cosas, al mismo tiempo que una vida virtuosa y una santa muerte. Así sea.

 

Madre Maravillas de Jesús

¡Cristo Jesús, que nos mandaste aprender de Tu Corazón humildad y mansedumbre! Te doy gracias por haber glorificado en la Iglesia a tu humilde sierva, Santa Maravillas de Jesús. De esta manera manifiestas, Señor, que le has dado en el cielo el premio debido a la fidelidad con que te sirvió en la tierra. Haz que el ejemplo de sus virtudes suscite en muchas almas el deseo de seguir el verdadero Camino, la Verdad y la Vida que eres sólo Tú. Dígnate concederme por su intercesión el favor que te pido. Así sea.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

 

San Martín de Porres

Señor Nuestro Jesucristo, que dijiste "pedid y recibiréis", humildemente te suplicamos que, por la intercesión de San Martín de Porres, escuches nuestros ruegos.

Renueva, te suplicamos, los milagros que por su intercesión durante su vida realizaste, y concédenos la gracia que te pedimos si es para bien de nuestra alma. Así sea.

__________

PARA PEDIR UN FAVOR 

En esta necesidad y pena que me agobia acudo a ti, mi protector San Martín de Porres.

Quiero sentir tu poderosa intercesión. Tú, que viviste sólo para Dios y para tus hermanos, que tan solícito fuiste en socorrer a los necesitados, escucha a quienes admiramos tus virtudes.

Confío en tu poderoso valimiento para que, intercediendo ante el Dios de bondad, me sean perdonados mis pecados y me vea libre de males y desgracias.

Alcánzame tu espíritu de caridad y servicio para que amorosamente te sirva entregado a mis hermanos y a hacer el bien.

Padre celestial, por los méritos de tu fiel siervo San Martín, ayúdame en mis problemas y no permitas que quede confundida mi esperanza.

Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor.
Amén

DEPRECACIONES
EN LOS CASOS MAS APREMIANTES

Por el deseo ardiente de martirio que tuviste y por tu celo por la propagación de la fe y bien de las almas, alcánzame, Padre mío Martín, la gracia que te pido. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por la esperanza heroica que tuviste en alcanzar la felicidad del cielo por los méritos de la sangre de Cristo, obténme de nuestro buen Dios el favor que te pido, Padre mío Martín. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por la caridad con que amaste a Dios, sobre todas las cosas y socorriste en cualquier necesidad al prójimo, no me dejes desconsolado en esta aflicción, Padre mío Martín.Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por las austerísimas penitencias con que discretamente mortificaste tu alma y cuerpo y por las extraordinarias gracias con que Dios te auxilió en este ejercicio, consígueme lo que solicito, amado Padre mío Martín. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por la oración con que salvaste la vida de tres reos fugitivos y por el celo con que exhortaste a enmendar su conducta, acógeme bajo tu amparo, amado Padre mío Martín. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por la compasión con que protegiste a veinte jóvenes pobres y virtuosas, dotándolas con cuatro mil pesos cada una y por el premio que alcanzaste de Dios para tu devoto don Mateo, bendiciendo y aumentando sus riquezas, socórreme, amado Padre mío Martín. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Por el regalo grande que te hizo el Señor Crucificado en la oración, en el capítulo del convento, elevándote arrodillado hasta besar la llaga de su costado, dame espíritu de compunción; no me olvides en la presencia de Dios y concédeme la gracia que solicito en estas deprecaciones. Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

 

Maximiliano Kolbe

Oh Señor Jesucristo, que dijiste "nadie tiene mayor amor que quien da la vida por sus amigos", por medio de la intercesión de San Maximiliano Kolbe cuya vida es una ilustración de ese amor, te suplicamos nos concedas nuestras peticiones...

(Mencionar aquí la gracia que se desea alcanzar)

A través del movimiento de la Milicia de la Inmaculada, que fundó Maximiliano, difundió una ferviente devoción a Nuestra Señora por todo el mundo. El dio su vida por un completo extraño y amó a sus perseguidores, dándonos con ello un ejemplo de amor desprendido por todos los hombres, un amor que estaba inspirado por una verdadera devoción a María.

Concédenos, oh Señor Jesús, que también nosotros podamos entregarnos enteramente sin reservas por el amor y el servicio a nuestra Reina del Cielo para mejor amar y servir a nuestro prójimo a imitación de tu humilde siervo San Maximiliano. Amén.

Rezar tres Avemarías y un Gloria.

 

Teresa de Lisieux

¡Santa Teresita! Vengo a tus plantas lleno de confianza a pedirte favores. La Cruz de la vida me pesa mucho y no encuentro más que espinas entre sus brazos. ¡Florecitas de Jesús! Envía sobre mi alma una lluvia de flores de gracia y de virtud, para que pueda subir el Calvario de la vida embriagado en sus perfumes. Mándame una sonrisa de tus labios de cielo y una mirada de tus hermosos ojos... Que valen más tus caricias que todas las alegrías que el mundo encierra. ¡Dios mío! Por intercesión de Santa Teresita dáme fuerza para cumplir con mi deber y concédeme la gracia que en esta oración te pido.

Amén

ORACIÓN

Oh bienaventurada Santa Teresita del Niño Jesús, que habéis prometido hacer caer una lluvia de rosas, desde el cielo, dirigid a mí tus ojos misericordiosos y escuchadme en mis múltiples necesidades. Grande es tu poder porque Dios os ha hecho grande entro los santos del cielo.

Os suplico, pues, oh mi amable protectora, me alcancéis de Dios las gracias que os pido, siempre que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi alma. Os suplico de un modo especial que me hagáis participar de las rosas que nos habéis prometido, apartando mi corazón de las vanidades y placeres caducos de esta vida, y enseñándome a amar a Jesús y a María con amor verdadero, para que así pueda un día gozar con vos de la eterna bienaventuranza. Así sea.  

 

San Gabriel de la Dolorosa

        Oh, san Gabriel, Angélico, joven que tu ardiente amor a Jesús  crucificado y con tu tierna compasión por la Virgen María fuiste para la tierra espejo de inocencia y ejemplo de todas las virtudes, a ti me dirijo lleno de confianza y a ti imploro mi socorro, hay de mi, mira los males que me afligen y cuantos peligros me asaltan, tu que siempre llevaste una vida de fe, dirige hacia mi una mirada piadosa, ayúdame, las gracias que tu concedes de continuo a los fieles que te invocan son tantos, que no puede dudarse de la eficacia de tu protección, por ello consolado por mi esperanza te ruego oh amado Santo que me concedas el favor particular que ahora te pido, a mayor gloria de Dios y en beneficio de mi alma (pedir el favor ...), amén.

 

Santa Rita

        Oh, santa Rita, poderosa, cuyo dolor sublime y amor inefable tiene un poder tan amplio y seguro ante Dios, me dirijo a ti con confianza ilimitada, oprimido y desalentado por múltiples necesidades, te pido, fe, esperanza, amor, y ayuda eficaz, sería desgraciado si tu no brillaras, estrella resplandeciente en el mar tormentoso de mi vida, atribulado e infeliz, oh, santa Rita, piadosa, tu que fuiste madre cariñosa, mira como late mi corazón zarandeando, mira las sombras que inundan mi mente ofuscada, mira las ansias de mi animo turbado.

        Por tu dolor y por tu amor, pido a Dios, Padre benévolo y misericordioso, el conocimiento de la verdad, la fuerza de la esperanza y la generosa practica de la caridad.

         Oh, santa Rita, concédeme estos favores que ahora te pido, sobre todo te pido esta gracia que te expongo, siempre que no sea contraria a la voluntad de Dios y venga en beneficio de mi alma.

Poner el favor: (Salud, Amor, Sustento, ..............)  

 

2.- Novenas a los santos

 

Novena al Sagrado Corazón de Jesús recitada diariamente por San Pío de Pietrelcina por todos aquellos que le solicitaban sus oraciones.

 

I.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: "En verdad os digo, pedid y obtendréis, buscad y encontraréis, llamad y os abrirán”.
He ahí que, confiando en tu Palabra divina, yo llamo, yo busco, yo pido la gracia......
     Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, confío en Ti.

II.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: "En verdad os digo, todo aquello que pediréis a mi Padre en mi Nombre, El os lo concederá”. He ahí que al eterno Padre en tu Nombre yo pido la gracia.......

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, confío en Ti.

III.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: " En verdad os digo, pasarán los cielos y la tierra pero mis palabras jamás”.
He ahí que basándome en la infalibilidad de tus santas palabras yo pido la gracia......

Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.

Sagrado Corazón de Jesús, confío en Ti.

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, el cual es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que pedimos en nombre del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre, San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros.

(Rezar Dios te salve...)

He aquí que llamo busco y pido la gracia de.......................

Padre Nuestro, Ave María, Gloria al Padre, etc. Sagrado Corazón de Jesús en Vos confío.

Oración:

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús!, solamente una cosa se os ha de ser imposible y eso consiste en no tener compasión de los afligidos. Ten piedad de nosotros miserables pecadores y conceded la gracia que os pedimos, mediante el Doloroso e Inmaculado Corazón de María, Vuestra tierna Madre, y nuestra Madre compasiva.

 Rezad “La Salve” y añádase la siguiente jaculatoria:  San  José, Padre Guardián de Jesús, rogad por nosotros.

* * *

 

Novena al Padre Pio de Pietrelcina  

1° Día

Amadísimo Padre San Pío de Pietrelcina, tú que has llevado sobre tu cuerpo los estigmas de Nuestro Dios Jesucristo. Tú que también has llevado la Cruz por todos nosotros, soportando los sufrimientos físicos y morales que te flagelaron continuamente el alma y el cuerpo, en un doloroso martirio. Te rogamos, intercedas ante Dios Todopoderoso para que cada uno de nosotros sepa aceptar las pequeñas y grandes Cruces de la vida, transformando cada individual sufrimiento en un seguro vínculo que nos ata a la Vida Eterna.

"Conviene acostumbrarse a los sufrimientos que Jesús os manda. Jesús que no puede soportar veros sufrir, vendrá a solicitaros y a confortaros, infundiendo nuevo ánimo en vuestro espíritu". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

2° Día

Santísimo Padre San Pio de Pietrelcina, tú que te encuentras cerca de nuestro amadísimo Padre Dios Jesucristo, y has tenido la santidad y resistencia en las tentaciones del maligno. Tú que has sido golpeado por los demonios del infierno que quisieron convencerte a abandonar tu camino de santidad. Ruega a Dios por nosotros, para que con tu ayuda y con la de Nuestro Señor, encontremos la fortaleza espiritual para renunciar al pecado y para conservar la fe hasta el día de nuestra muerte.

"Ánimo y no temas la ira de Lucifer. Recordad siempre: qué es una buen señal cuando el enemigo se agita y ruge alrededor vuestro, ya que èsto demuestra que él no está dentro de tì". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

3° Día

Virtuosísimo Padre San Pío de Pietrelcina, tú que has querido muchísimo a Nuestra Señora; y que cada día te concedió gracias y consuelos solamente por ELLA alcanzables. A la Virgen Santa, te suplicamos ruegues y pongas en Sus manos nuestros pecados y nuestras frías oraciones, para que como en Canà de Galilea, el Hijo le conceda a la Madre; y ya nuestro nombre será escrito en el Libro de la Vida.

"María sea la estrella que os alumbre el camino, os enseñe la calle segura para ir al Padre Celestial; Ella sea el asidero firme que tengáis, para que os conservéis cada vez más unidos estrechamente en el tiempo de la prueba ". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

4° Día

Castísimo Padre San Pío de Pietrelcina; que tanto amastes y nos enseñastes a amar al Santo Ángel de la Guarda; el que te sirvió de compañía, de guía, de defensor y de mensajero. A ti las Figuras Angélicas llevaron los ruegos de tus hijos espirituales. Intercede cerca de Dios para que también nosotros aprendamos a hablar con nuestro Ángel de la Guarda, para que en todo momento sepamos obedecerle, pues es la luz viva de Dios que nos evita la desgracia de caer en pecado. Nuestro Ángel siempre está listo a señalarnos el camino del bien y a disuadirnos de hacer el mal.

"Invoca a tu Ángel de la Guarda, que te iluminará y te conducirá. Dios te lo ha dado por este motivo. Por tanto válete de él". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

5° Día

Prudentísimo Padre San Pío de Pietrelcina. Tú que tanto amas y nos enseñastes a amar a las Almas del Purgatorio; por las que te has ofrecido como víctima que expió sus penas. Ruega a Dios Nuestro Señor, para que ponga en nuestros corazones sentimientos de compasión y amor por estas almas. También nosotros ayudaremos a las Almas del Purgatorio y reduciremos sus tiempos de destierro y de gran aflicción. Ganaremos para Ellas, con sacrificios y oración, el descanso eterno de sus almas; y las santas Indulgencias necesarias para sacarlas del lugar del sufrimiento.

"Oh Señor, Padre Jesucristo; te suplico viertas sobre mí, todos los castigos que son para los pecadores y las ánimas benditas del purgatorio; multiplica sobre mí los sufrimientos, conque conviertes y salvas a los pecadores, y lìbralos pronto del tormento del purgatorio ". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

6° Día

Obedientísimo Padre San Pío de Pietrelcina. Tú, que has querido tanto a los enfermos; más que a tì mismo porque en ellos vistes a Jesús. Tú, que en el nombre de Dios has obrado Milagros de sanaciòn en el cuerpo, en el alma, y en la mente, en el presente, en el pasado y en el futuro de las personas; devolviendo esperanza de vida y renovación del espíritu, y en la integridad total de las personas. Ruega a Dios para que todos los enfermos; por intercesión de Maria Santísima, puedan experimentar tu potente ayuda y a través de la sanaciòn de su cuerpo encontrar beneficios espirituales y agradecer para siempre a Dios.

"Si yo sé que una persona está afligida, sea en el alma o en el cuerpo, suplicaría a Dios para verla libre de sus males. De buena gana yo tomaría todos sus sufrimientos para verla salvada y cedería los frutos de tales sufrimientos en su favor". Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

7° Día

Benditìsimo Padre San Pio de Pietrelcina. Tú que has realizado el proyecto de salvación de Dios y has ofrecido tus sufrimientos para desatar a los pecadores de las riendas de Satanás. Ruega a Dios para que los hombres, que no creen, tengan una gran y verdadera fe y se conviertan; arrepintiéndose en lo profundo de su corazón; y que las personas con poca fe mejoren su vida cristiana; y que los hombres justos continúen sobre el camino de la salvación.

"Si el pobre mundo pudiera ver la belleza del alma sin pecado, todos los pecadores, todos los incrédulos se convertirían al instante." Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

8° Día

Purísimo Padre San Pío de Pietrelcina, Tú que has querido mucho a tus hijos espirituales. Muchos de tus hijos han sido comprados por ti con el precio de tu sangre. También nos concedes a los que no te hemos conocido personalmente, de considerarnos como tus hijos espirituales. Con tu paternal protección, con tu santa guía y con la fortaleza que conseguirás para nosotros de Dios, podremos, en el momento de la muerte, encontrarte en las puertas del Paraíso, en espera de nuestra llegada.

"Si me fuera posible, querría conseguir de Dios solamente una cosa;"si me dijera: "Vas al Paraíso" querría conseguir esta gracia: "Señor, no me dejéis ir al Paraíso hasta que el ultimo de mis hijos; la última de las personas que me han sido confiadas, haya entrado antes que Yo." Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús  

9° Día

Humildísimo Padre San Pío de Pietrelcina, Tú que has verdaderamente amado a la Santa Madre Iglesia. Ruega a Dios, nuestro Señor, al Señor de la Mies para que mande obreros a Su Mies, y regalos a cada uno de ellos; de manera que llenando el mundo de sacerdotes santos; obtengan la fuerza y la inspiración de Dios. Además te rogamos interceder ante la Santísima Siempre Virgen María; para que conduzcas a todos los hombres hacia la unidad de los cristianos, reuniéndolos en la gran casa de Dios; para que la Iglesia sea el faro de luz y salvación en el mar de tempestad que es la vida.

"Siempre mantente unido a la Santa Iglesia Católica, porque sólo ella puede salvarte, porque sólo ella posee a Jesús Sacramentado, que es el verdadero príncipe de la paz. Fuera de la Iglesia Católica, no hay salvación, ella te da el bautismo, el perdón de los pecados, el Cuerpo, la sangre, el Alma, y la Divinidad de Jesucristo, concediéndote por tanto la vida eterna; y todos los santos sacramentos para llevar una vida de santidad. Padre Pio

Novena al Sagrado Corazón de Jesús

  * * *

Novena a San Judas Tadeo 

 

Consagración a san Judas

San Judas, Apóstol de Cristo y Mártir glorioso, deseo honrarte con especial devoción.

Te acojo como mi patrón y protector. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, todos mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te consagro mi mente para que en todo proceda a la luz de la fe; mi corazón para que lo guardes puro y lleno de amor a Jesús y María; mi voluntad para que, como la tuya, esté siempre unida a la voluntad de Dios.Te suplico me ayudes a dominar mis malas inclinaciones y tentaciones evitando todas las ocasiones de pecado. Obtenme la gracia de no ofender a Dios jamás, de cumplir fielmente con todas las obligaciones de mi estado de vida y practicar las virtudes necesarias para salvarme. Ruega por mi Santo Patrón y auxilio mío, para que, inspirado con tu ejemplo y asistido por tu intercesión, pueda llevar una vida santa, tener una muerte dichosa y alcanzar la gloria del Cielo donde se ama y da gracias a Dios eternamente. Amén.

 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Confiamos en que el padre oirá todas las oraciones ofrecidas en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, y nos unimos ahora en oración al Apóstol San Judas, quien goza en los cielos del triunfo de la muerte y resurrección de Cristo. Unidos a las oraciones de alabanza y petición de San Judas a Dios rezamos estas devociones.

OFRECIMIENTO

A Ti, Señor Jesucristo, Nuestro Mediador y Hermano, ofrecemos hoy nuestras oraciones. Reconocemos la especial amistad que tu apóstol Judas tiene contigo. A su amor y amistad unimos nuestras oraciones íntimamente con tu generosa muerte en la Cruz. A este acto constante de alabanza a Dios a través del cual nos hacemos gratos al Padre, pedimos sean unidas nuestras oraciones. Quédate con nosotros hoy y todos los días de nuestra vida. Intensifica nuestro amor a Dios y a nuestro prójimo. Haz que estas gracias y favores por los cuales oramos, nos sean concedidos a través de Ti, que vives y reinas con el Padre, en unidad del Espíritu Santo, Dios por los siglos de los siglos. Amén.

 

DIA PRIMERO: La vocación de San Judas Tadeo. 

Todos somos llamados al seguimiento de Cristo. También tú tienes una vocación aquí en la tierra, aunque no seas Sacerdote o Religioso. Desde tu Bautismo tienes una vocación: has sido llamado a dar testimonio de Jesús, a dar buen ejemplo practicando todas las virtudes cristianas: paciencia, caridad, pureza, honestidad, etc...

Leemos en los Evangelios la manera en cómo Jesús llamó a su seguimiento a varios de los Apóstoles. A San Pedro y su hermano San Andrés les dijo: "Venid conmigo y os haré pescadores de hombres, y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron" (Mt.4,19). San Mateo, que era publicano (recaudador de impuestos) oyó la voz del Señor que le dijo "Sígueme" y dejando su despacho, se levantó y le siguió (Mt.9,9). No conocernos el momento en que San Judas Tadeo fue llamado al seguimiento de Cristo, pero sabemos que permaneció fiel hasta el final, dando su vida por el Evangelio.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las siguientes invocaciones):

San Judas Tadeo, Apóstol y testigo de Jesucristo: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que fuiste lleno del Espíritu Santo en Pentecostés Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que te compadeces de los afligidos: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que obtienes de Dios grandes milagros: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, Abogado fiel en los casos difíciles: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, afortunado pariente del Señor: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, poderoso intercesor de cuantos acuden a tí: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, Apóstol y testigo de Jesucristo: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que fuiste lleno del Espíritu Santo en Pentecostés Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que te compadeces de los afligidos: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que obtienes de Dios grandes milagros: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, Abogado fiel en los casos difíciles: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, afortunado pariente del Señor: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, poderoso intercesor de cuantos acuden a tí: Ruega por nosotros.

 

DIA SEGUNDO: El Amor de San Judas Tadeo.


        En el discurso en la Ultima Cena, Jesús dijo: "El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama y el que me ame será amado de mi Padre y yo le amaré y me manifestaré a él". Le dice Judas - no el iscariote- "Señor, ¿qué pasa para que te vayas a manifestar a nosotros y no al mundo?" Jesús le respondió: "Si alguno me ama, guardará mi palabra y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada". (Jn. 14,21-23).

San Judas Tadeo bien entendió esto y vivió el amor a Dios y a los hermanos. Por eso en su carta, en el versículo 21 nos exhorta: "y consérvense en el amor de Dios esperando que la misericordia de nuestro Señor Jesucristo los lleve a la vida eterna".

Pidámosle a San Judas Tadeo que nuestro corazón esté siempre inflamado del amor de Jesús.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las siguientes invocaciones):

San Judas Tadeo, Apóstol y testigo de Jesucristo: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que fuiste lleno del Espíritu Santo en Pentecostés Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que te compadeces de los afligidos: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que obtienes de Dios grandes milagros: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, Abogado fiel en los casos difíciles: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, afortunado pariente del Señor: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, poderoso intercesor de cuantos acuden a tí: Ruega por nosotros.

 

TERCERO. El celo de San Judas Tadeo.

El verdadero celo apostólico es resultado natura del amor a Jesucristo que no desea nada más que la gloria de su Padre Eterno y la salvación de las almas. San Judas Tadeo manifestó su celo apostólico no sólo con la predicación del Evangelio hasta las más remotas regiones, sino que según la tradición, dio su vida por Jesús en Persia (hoy Irán). En los versículos 17 al 19 de su carta, nos dice: "Pero ustedes, hermanos queridos, acuérdense de lo que les predijeron los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo, cuando les advertían: "En los últimos tiempos habrá impostores que vivirán impíamente y a capricho de sus pasiones". Son los que introducen discordias, viven sensualmente y no poseen el Espíritu".

¿Imitamos a San Judas Tadeo en el celo por la gloria de Dios y la salvación de las almas? ¿Hacemos algo o militamos en algún Grupo Apostólico? ¿Nos preparamos estudiando nuestra Santa Religión para defenderla de los ataques de los impíos?

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas Tadeo y con mucha fe, recitar las siguientes invocaciones):

San Judas Tadeo, Apóstol y testigo de Jesucristo: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que fuiste lleno del Espíritu Santo en Pentecostés: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, que te compadeces de los afligidos: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, Abogado fiel en los casos difíciles: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, afortunado pariente del Señor: Ruega por nosotros.

San Judas Tadeo, poderoso intercesor de cuantos acuden a tí: Ruega por nosotros.

 

DIA CUARTO: La Fe de San Judas Tadeo.

"Fe se te pide y vida recta" dice la Imitación de Cristo de Tomás de Kempis en el Libro IV, Cap. XVIII. Y continúa: "no elevado entendimiento ni profundizar los misterios de Dios. Si no entiendes ni alcanzas las cosas que están debajo de ti, ¿cómo comprenderás las que están sobre ti? Sujétate a Dios y humilla tu razón a la Fe".

San Judas Tadeo siguió con fidelidad y fe ardiente al llamado de Jesucristo a la penosa vida del apostolado y aunque era su pariente cercano, le reconoció como su Maestro, Señor e Hijo de Dios hecho Hombre. Predicar a Jesús y su Doctrina fue su ocupación constante desde que fue llamado y por esa misma fe dio su vida. En su carta nos dice en los versículos 20 y 21: "Ustedes, en cambio, amados, edifiquen su vida sobre la santidad de su fe. Oren movidos por el Espíritu Santo y consérvense en el amor de Dios esperando que la misericordia de nuestro Señor Jesucristo los lleve a la vida eterna."

Nos exhorta San Judas Tadeo a no olvidar los avisos y enseñanzas de los Apóstoles y mantenernos firmes en la Fe. Si queremos, por tanto merecer la protección de este Santo, deberemos guardar la Fe Católica aún a costa de nuestra sangre si fuere necesario.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las  invocaciones): 

 

DIA QUINTO: La Fortaleza de San Judas Tadeo.

La Fortaleza es una de las cuatro Virtudes Cardinales del cristiano que asegura en las dificultades la firmeza y la constancia en la búsqueda del bien. Reafirma la resolución de resistir las tentaciones y de superar los obstáculos en la vida moral. Nos hace capaces de vencer el temor, incluso a la muerte y de hacer frente a las pruebas y las persecuciones. Capacita para ir hasta la renuncia y el sacrificio de la propia vida por defender una causa justa. "Mi fuerza y mi cántico es el Señor (Sal. l18,14). "En el mundo tendréis tribulación, pero ánimo, Yo he vencido al mundo" (Jn.16,33). (Catecismo de la Iglesia Católica, 1808).

La Cada de San Judas Tadeo manifiesta su fortaleza al denunciar valientemente a los herejes, exhortando a los fieles a permanecer firmes en la Fe y la Doctrina Apostólica. Con extraordinaria fortaleza responde a los ataques de los cristianos degenerados a los que llama "nubes sin agua arrastradas por el viento, árboles sin hojas ni fruto, completamente muertos, arrancados de raíz".

Tiene San Judas Tadeo aquella fortaleza de San Pedro o de San Pablo, la de Santiago o San Juan, como vemos en sus respectivos escritos. Y como ellos, supo llevar su fidelidad al Señor Jesús hasta el martirio. Pidamos a este valeroso Santo aquella fortaleza tan necesaria en estos tiempos de impiedad y cobardía, para confesar claramente y sin ambages nuestra adhesión a la Doctrina del Evangelio y a las enseñanzas de la Iglesia Católica.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las invocaciones):

 

DIA SEXTO: La Humildad de San Judas Tadeo.

"Dios derribó a los potentados de sus tronos y exaltó a los humildes" exclamó la Virgen María cuando visitó a su prima Santa Isabel (Lc.1,52) y se declara humildemente "esclava del Señor".

Dios protege y ama al humilde. El orgulloso no tiene en su corazón lugar para Dios y cree no necesitarlo, como le pasó a los fariseos que quedaron al margen de la Redención al matar a Jesús.

La profunda humildad de San Judas Tadeo queda de manifiesto desde el primer versículo de su carta, en el cual en vez de presentarse como pariente de Jesucristo, se titula su siervo y hermano de Santiago.

Por eso, cumpliéndose la sentencia de que quien se humille será exaltado, San Judas brilla en el cielo como estrella de primera magnitud junto a los demás Apóstoles y que en la tierra Dios le haya concedido el poder socorrer pronto y eficazmente a los devotos que con humildad le invocan.

A ejemplo de San Judas Tadeo, seamos humildes de corazón y no solamente obtendremos su protección, sino la mirada benévola de Dios.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las invocaciones):

 

DIA SEPTIMO: La Mansedumbre de San Judas Tadeo.

El Señor Jesús nos dijo: "Aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón". Y en otra ocasión, en el Sermón de la Montaña, expresó: "Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán la tierra en herencia" (Mt.5,4). Humildad y Mansedumbre van de la mano. No podemos ser mansos como Jesucristo sin antes ser humildes verdaderamente.

Dice la tradición que San Judas Tadeo dio muestras de esa mansedumbre toda su vida, atrayendo a muchos al Evangelio por su buen talante y bondad. Cuando el rey persa Agábaro lo mandó encarcelar, aceptó gustoso el padecer por Jesús y cuando magos enemigos lo arrojaron a las fieras, les comunicó su mansedumbre con la señal de la Cruz.

No es fácil ser manso y humilde en el mundo actual porque las agresiones llegan por todos lados, Por eso debemos pedir a San Judas Tadeo interceda por nosotros para poder adquirir tan importantes virtudes. Como él debemos imitar a Jesús y ser dulces, misericordiosos, benignos, amables y mansos de corazón. Así daremos gloria a Dios y atraeremos a muchas almas hacia Jesucristo.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San

 

DIA OCTAVO: La Sabiduría de San Judas Tadeo.

Tomás de Kempis en su libro "Imitación de Cristo", dice: "Bienaventurado aquél a quien la verdad por sí misma enseña, no por medio de figuras y palabras pasajeras". Consideremos pues la sabiduría de San Judas Tadeo que fue ilustrado nada menos que por Aquél que es el Camino, la Verdad y la Vida, Cristo el Señor, Como los demás Apóstoles, fue preparado por Jesús durante tres años para difundir después la Verdad del Evangelio por tierras lejanas.

La carta de San Judas Tadeo nos revela su sabiduría al llamar a los herejes "estrellas errantes a las que está reservada para siempre la más completa oscuridad" (Jud.13). En la historia de la Iglesia muchos herejes han sido en realidad como esas estrellas fugaces, meteoros que por un instante iluminan y se pierden después en las tinieblas de la noche para siempre.

San Judas nos enseña la grande obligación que tenemos de ir siempre creciendo en el amor de Dios y de conducir a nuestros hermanos por el verdadero camino de la sabiduría evangélica.

Pensemos que en nuestro mundo, en derredor nuestro, hay muchísimos hermanos que viven, corno dice la Biblia, "sentados en tinieblas y sombras de muerte", debido a la ignorancia religiosa. Católicos de nombre, hermanos separados o pertenecientes a alguna secta no cristiana, ignoran las verdades salvadores del Verdadero Catolicismo, predicado por la Iglesia que fundó Cristo mismo y basada en las enseñanzas de los Santos Apóstoles como San Judas Tadeo y guiada por el Pontífice Romano, sucesor de San Pedro.

Pidamos a San Judas Tadeo no tan sólo la absoluta fidelidad a las enseñanzas del Papa y del Magisterio de la Iglesia Católica, sino también la sabiduría y el valor para difundir el Evangelio entre los que nos rodean.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las invocaciones):

 

DIA NOVENO: El Poder de San Judas Tadeo.


        Leemos en el Evangelio de San Marcos que "Los Apóstoles salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban" (Mc. 16,20).

Según una tradición, San Judas Tadeo al predicar el Evangelio en Persia, convirtió a innumerables paganos, entre ellos al mismo Rey de Edesa, Agábaro, curándolo en su cuerpo y en su alma. Sus enemigos, los magos e impostores, nada pudieron contra San Judas pues quitó el veneno mortal a las serpientes que le arrojaron.

(Pedir a continuación la gracia especial que desea obtener por la intercesión de San Judas a Tadeo y con mucha fe, recitar las invocaciones):

 

ORACIÓN

Apóstol gloriosísimo de Nuestro Señor Jesucristo, aclamado por los fieles con el dulce título de ABOGADO DE LOS CASOS DESESPERADOS, hazme sentir tu poderosa intercesión aliviando la gravísima necesidad en que me encuentro. Por el estrecho parentesco que te hace primo hermano de Nuestro Señor Jesucristo, por la privaciones y fatigas que por El sufriste, por el heroico martirio que aceptaste gustoso por su amor, por la promesa que el divino Salvador hizo a Santa Brígida de consolar a los fieles que acudiesen a tu poderosa intercesión, obtenme del Dios de las misericordias y de su Madre Santísima la gracia que con ilimitada confianza te pido a Ti, Padre mío bondadosímo, seguro que me la obtendrás siempre que convenga a la gloria de Dios y bien de mi alma. Glorioso Apóstol San Judas Tadeo, ruega por nosotros. ( 3 veces)

 

 

NOVENA A SANTA GEMA GALGANI

 

 

ORACIÓN PREPARATORIA PARA TODOS LOS DÍAS

Señor mío Jesucristo, que dijisteis: pedid y recibiréis; buscad y encontraréis; llamad y se os abrirá. Caigo a vuestras plantas implorando la gracia que ardientemente anhela mi corazón. Pero reconociendo mi indignidad, pongo por intercesora en mi favor a vuestra fidelisíma sierva Santa Gema, dedicando en su honor y para gloria vuestra esta novena. Así sea.

Rezar aquí la invocación de cada día.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Oh Dios, que transformasteis a Santa Gema virgen en vivo retrato de vuestro Hijo atormentado; concédednos por su intercesión que, asociándonos a la Pasión de Cristo, merezcamos asimismo ser participes de su gloria. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

DÍA PRIMERO

Celestial protectora mía Santa Gema, cuya vida fue un ardiente deseo de perfección cristiana. Te suplico enciendas en mi alma vivo anhelo de santidad y me alcances la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA SEGUNDO

Perfectísimo dechado de desprendimiento, gloriosa Santa Gema, que pasaste por el mundo sin aficionarte a ninguna de sus vanidades. Ya que te mueve a compasión mi vida absorbida por la materia, alcánzame del Señor la perfecta renuncia y negación de mí mismo, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA TERCERO

Seráfica Santa Gema, que viviste inflamada en el amor de Jesucristo. Alcánzame una chispa del fuego que abrazó tu corazón, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA CUARTO

Angel de caridad gloriosa Santa Gema, que cruzaste por este mundo enseñando con tus obras e inmolación heroica por las almas el verdadero amor al prójimo. Ten compasión de mi egoísmo y alcánzame la verdadera Caridad, junto con la gracia especial que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA QUINTO

Violeta perfumada que en tu profundísima humildad quisiste llamarte siempre "la pobre Gema". Compadécete de mi orgullo y alcánzame la verdadera humildad, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA SEXTO

Gloriosa esclava de la obediencia, que nada tanto apreciaste como negar tu voluntad para seguir las inspiraciones del cielo o los mandatos de tus superiores. Alcánzame vencer la rebeldía de mi perversa voluntad y la gracia particular que suplico en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA SÉPTIMO

 

Lirio inmaculado de pureza, que cruzaste por el lodazal de este mundo sin recibir en lo más mínimo las salpicaduras de la lujuria. Contémplame sin alientos para vencer mis apetitos y no me niegues el auxilio de tu protección, junto con la gracia especial que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA OCTAVO

Esclarecida abogada mía Santa Gema, que cifraste tu dicha en inmolarte en aras del sacrificio y de la mortificación. Compadécete de la repugnancia que experimento en mortificarme y alcánzame del Señor tan necesaria virtud, junto con la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

__________

DÍA NOVENO

Rauda paloma, que herida por el amor divino remontaste tu vuelo hacia las alturas, alejándote de los peligros que acechaban tu virtud. Pues contemplas los peligros que me rodean, defiéndeme con tu intercesión y alcánzame el triunfo en las tentaciones, a una con la gracia particular que imploro en esta novena.

Tres Padrenuestros, Avemarías y Glorias. Terminar con la oración final.

A pesar de que sea justamente identificada como la «santa de la Pasión», Gema no se apasiona por el sufrimiento como tal, sino por el amor que ha impulsado al Señor a darlo todo, dejándose hasta crucificar para llevar el amor del Padre a todos.

Volver